Para una mejor experiencia, cambie su navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
¿Cómo debes cuidar tu vehículo tras el verano?

¿Cómo debes cuidar tu vehículo tras el verano?

El verano está llegando a su fin y con él le decimos adiós a nuestras ansiadas vacaciones. Aunque para nosotros sea uno de los mejores momentos del año, es una época en la que nuestro vehículo “sufre” demasiado por el gran número de kilómetros que solemos hacer , por eso toca revisarlos y ponerlos a punto para la vuelta a la rutina. 

¡Coge papel y lápiz y toma nota!

Lo primero que debemos hacer es “vaciar” nuestro coche. Durante las vacaciones, solemos llenar el maletero con todo el equipaje de toda la familia. No debemos olvidar que el peso es uno de los factores que más afecta al consumo de combustible de nuestro vehículo. Por lo que cuando volvamos a la rutina, debemos de sacar del maletero todo aquello que no nos haga falta, para disminuir así el consumo de nuestro vehículo. 

Limpia tu coche a fondo. Sobretodo si el destino que hemos elegido es la playa, debemos de limpiar a fondo nuestro vehículo, ya que se acumula mucha arena dentro de él. Debemos profundizar en zonas como los bajos y el interior, donde el polvo se cuela más fácilmente. Si hemos pasado por algún camino de tierra, lo ideal sería realizar una limpieza del motor (hecha siempre por un profesional) y asegurarnos de que las juntas, los manguitos y conexiones de cables se quedan totalmente limpios. 

Revisar los líquidos del coche, tanto el refrigerante como el lubricante, es otro aspecto que tenemos que tener muy en cuenta tras el verano. También es aconsejable rellenar el recipiente del limpiaparabrisas, para estar preparados para las próximas lluvias. 

Revisión de los neumáticos. Sin duda, este es uno de los elementos más importantes de nuestro vehículo, no debemos olvidar que los neumáticos son la única parte de nuestro coche que nos mantiene en contacto con la carretera, por lo que debemos tenerlos siempre bien cuidados. Tras el verano, debemos revisar que la presión de nuestros neumáticos sea la recomendada por el fabricante para el coche, ahora que no lleva una carga máxima. Además de las presión de los neumáticos, también es importante revisar si existen deformaciones irregulares en alguna de nuestras ruedas. 

Por último, debes revisar el reglaje de los faros para que estén en la posición correcta. Tan importante es ver como ser visto. 

Esperamos que te hayan sido de utilidad nuestros consejos para la vuelta a la rutina. 

Deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top