Para una mejor experiencia, cambie su navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
6 consejos para que conducir bajo la lluvia no sea un problema

6 consejos para que conducir bajo la lluvia no sea un problema

Se termina el otoño, se acerca el invierno y parece que las lluvias han llegado para quedarse. En estos últimos días, estamos sufriendo en casi toda la península alertas naranjas y rojas por viento y precipitaciones. Y es el tiempo que se espera para los próximos días, por lo que debemos comenzar a tener más precaución a la hora de ponernos delante del volante.

Lo ideal, es evitar conducir con lluvia, pero si por la razón que sea, no podemos evitarlo, aquí te dejamos 6 consejos para que tu conducción bajo la lluvia sea lo menos peligrosa posible:

1. Revisa tus neumáticos

Siempre es imprescindible hacerlo, sobretodo antes de enfrentarnos a un viaje largo, pero cuando llueve, es todavía más necesario. Con la lluvia, disminuye el agarre de los neumáticos con la carretera, por eso es fundamental que la presión de éstos sea la adecuada.

2. Revisa tus escobillas

¿Hacen ruido? ¿No limpian todo lo que deberían? Es conveniente revisarlas y cambiarlas si es necesario, al menos una vez al año, ya que es uno de los principales elementos que nos ayuda a combatir la lluvia.

3. Enciende las luces

Cuando llueve, la visibilidad que tenemos es mucho menor, por lo que es necesario que encendamos las luces, aunque nos encontremos en la mitad del día. El agua que cae en nuestro parabrisas y el hecho de que estará nublado, son dos factores que dificultarán nuestra visión a la hora de conducir. Además, ya no se trata solo de mejorar nuestra visibilidad, sino de que los demás nos vean y nos vean bien. 

4. Aumenta la distancia de seguridad

La distancia de seguridad es otro aspecto que siempre deberíamos de tener en cuenta y de respetar. Sin duda, cuando llueve, esta distancia debe ser mucho mayor. El agarre de los neumáticos con la carretera es menor, por lo que nuestro vehículo necesita más metros para frenar. Este es un consejo muy importante que debemos de seguir y de tener en cuenta en todo momento, ya que puede evitar más de una colisión.

5. Conduce suavemente

Evita los acelerones fuertes y los frenazos, ya que puedes perder tracción o bloquear las ruedas del vehículo, perdiendo así el control del mismo. Por lo que, una conducción suave es la mejor solución en estos casos. 

6. Cuidado con el “Aquaplanning”

Uno de los mayores riesgos a los que nos enfrentamos cuando llueve mucho, es a hacer “aquaplanning”. Y es que cuando hay mucha agua acumulada, nuestro vehículo puede perder totalmente la adherencia. En estos casos, debemos luchar contra nuestros impulsos primarios: no frenar, no acelerar, no girar…Lo que debemos hacer es soltar el acelerador y mantener la dirección de nuestro vehículo firme, hasta que notemos que el vehículo va parando y que vuelve a traccionar. 

Esperamos que estos 6 consejos te ayuden a conseguir que tu conducción bajo la lluvia sea más estable y menos peligrosa.

Deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top