Para una mejor experiencia, cambie su navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
6 consejos para preparar tu vehículo para el verano

6 consejos para preparar tu vehículo para el verano

Apenas quedan dos semanas para que comience oficialmente el temido o el deseado verano, según como se mire. Por eso hoy queremos compartir con vosotros este post con los mejores consejos para preparar y cuidar nuestro vehículo de cara al verano. 

Aunque a veces no lo creamos, el cambio de temperatura y el cambio horario afectan a nuestro vehículo y a nuestros hábitos de conducción. Con la subida de las temperaturas, solemos estar más cansados, por lo que nuestros reflejos al volante disminuyen, los elementos de nuestro coche aumentan su temperatura (lunas, neumáticos, salpicadero, volante…), lo que provoca que sufran un mayor desgaste que en invierno. Por esto y por otras muchas cosas, debemos preparar nuestro vehículo para el verano, para intentar que sufra el menor daño posible.

1. Comprueba que el aire acondicionado funcione correctamente 

Durante el invierno no solemos utilizar el aire acondicionado, por lo que no sabemos si funciona correctamente. Lo que suele ocurrir muchas veces es que nos pasamos varios veranos sin revisarlo, hasta que nos damos cuenta de que no sale todo el frío que esperábamos. En ese momento se nos presentan dos opciones: Que se haya estropeado o que se haya desgastado la carga. En ambos casos, debemos llevar nuestro vehículo al taller para que lo dejen funcionando al 100%. 

Cuando te subas al vehículo, antes de poner el aire acondicionado a su máxima potencia, no olvides bajar las ventanillas para enfriar un poco el interior y no forzarlo demasiado.

2. Revisa los sistemas de refrigeración y el líquido refrigerante 

Al igual que en el punto anterior, es necesario y muy importante revisar los niveles del líquido refrigerante de nuestro vehículo, ya que si no tiene los niveles adecuados, podemos dañarlo. 

Por tanto, debemos comprobar que tanto los manguitos como el radiador funcionan correctamente. Si nos damos cuenta de que hay alguna fuga y de que, por tanto, estamos perdiendo líquido refrigerante, debemos llevar nuestro vehículo al taller, ya que esto provocará que el motor se caliente más de la cuenta y puede favorecer la aparición de otras averías.

Por eso en verano debemos estar más pendientes de esto, para no arriesgarnos a que nuestro vehículo sufra daños mayores. 

3. Protege el interior del vehículo con un parasol en la luna delantera 

En verano se alcanzan temperaturas muy altas, muchas veces superando los 40º, por lo que es muy importante proteger lo máximo posible todos los elementos de nuestro vehículo. Con el parasol de la luna delantera conseguiremos disminuir la temperatura del interior de nuestro vehículo hasta 10º. También evitaremos que elementos como el volante y los asientos se calienten en exceso. 

4. Revisa a fondo los frenos

Este es otro aspecto fundamental a la hora de comprobar que todo esté bien en nuestro vehículo. Revisa las pastillas de frenos y si notas que en algún momento algo comienza a fallar, no dudes en llevar tu vehículo al taller más cercano.

5. Comprueba la presión de los neumáticos

Especialmente en los casos en los que vayamos a emprender un viaje largo, debemos revisar correctamente la presión de nuestros neumáticos. Si la presión no es la adecuada, aumentará el consumo de combustible y puede provocar que se reviente el neumático, debido a la temperatura. 

6. Bebe mucha agua y haz descansos

Un último consejo, y no por eso menos importante, que debemos mantenernos muy hidratados y parar cada dos horas, al menos para estirar las piernas y descansar la mente. 

Esperamos haberos ayudado con estos 6 consejos para preparar vuestro vehículo de cara al verano, ¡a disfrutarlo!

Deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top