Para una mejor experiencia, cambie su navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
5 fallos muy habituales que la ITV detecta en invierno

5 fallos muy habituales que la ITV detecta en invierno

Siempre debemos intentar que nuestro coche se encuentre en el mejor estado posible, principalmente por nuestra seguridad. A veces ocurre que alguno de los elementos de nuestro vehículo no está en perfecto funcionamiento y decidimos arreglarlo en otro momento porque no consideramos que sea realmente importante.

Uno de los momentos en los que solemos arreglar los pequeños defectos de nuestro vehículo, es cuando se acerca la ITV. Los días antes a la misma, solemos llevar nuestro vehículo al taller para hacerle una revisión general y para asegurarnos de que todo se encuentra en perfecto estado.

5 de los fallos que este invierno la ITV está detectando con una gran facilidad son:

La iluminación

Ahora en el invierno, la iluminación se convierte en uno de los factores más importantes que tenemos que tener en cuenta a la hora de conducir. En esta época del año, hay menos horas de luz solar, por lo que las luces se convierten en uno de nuestros principales aliados. Por tanto, tenemos que prestarle una atención especial a todas las bombillas de nuestro vehículo. Si falla alguna bombilla delantera o trasera de nuestro vehículo, de cara a la ITV se trata de un defecto leve. Por otro lado, si fallan todas las luces delanteras o traseras, si éstas no están homologadas, si hay menos de las que establece el reglamento o si el color de las mismas o su ubicación no es la correcta, se convierte en un defecto grave.

La señalización

Al igual que ocurre con la iluminación, la señalización también es un aspecto muy importante que debemos tener en cuenta a la hora de ponernos frente al volante. Debemos señalizar correctamente todos los movimientos que vayamos a realizar con nuestro vehículo: giros a la derecha, a la izquierda, aparcamiento…para que los demás vehículos puedan vernos y conocer en todo momento nuestros movimientos. 

Parabrisas 

Otro de los elementos más importantes del vehículo cuando llega el invierno, son los parabrisas. La AECA-ITV recomienda que los dejemos levantados, si nuestro coche pasa la noche en la calle, para que la goma no se quede pegada a la luna y se rompa. 

Si las temperaturas son muy bajas, debemos evitar echar agua caliente sobre el cristal, ya que el cambio tan brusco de temperatura puede provocar que se raje. En estos casos, la mejor solución es utilizar un producto antivaho.

Neumáticos

Sin duda, los neumáticos son otro de los elementos más importantes de nuestro vehículo. Por eso, debemos de prestarles mucha atención. Durante el invierno, el agua, las heladas y la nieve pueden dañar nuestros neumáticos. Por eso hay que comprobar que la goma del neumático no tenga cortes o deformaciones, que la presión de los neumáticos sea la correcta y que la profundidad del dibujo de la banda de rodadura no sea inferior a 3 milímetros. 

Amortiguadores

Los amortiguadores también se desgastan y esto puede provocar que nuestro vehículo patine, que se produzca “aquaplanning” o que se desgasten más nuestros neumáticos. 

Estas son las principales debilidades que se detectan en la ITV. Por eso os recomendamos que siempre intentéis mantener vuestro vehículo en buen estado, principalmente por vuestra seguridad y por un buen cuidado y mantenimiento del vehículo. 

Deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top